FRACASA EL GOBIERNO DE FERNANDO TORANZO. SE DESPLOMA SU RESPALDO SOCIAL: LOS POTOSINOS LO REPRUEBAN CON UN 5.9, DE ACUERDO CON LOS RESULTADOS DE UNA RECIENTE ENCUESTA DE LA EMPRESA CONSULTORA PENTAMÁRKETING. YA PUSO SU RETRATO EN “LA SALA DE LOS GOBERNADORES”. SUS ADULADORES SE ADELANTARON 5 AÑOS, YA QUE SE COLOCA DE ACUERDO AL PROTOCOLO, “SIEMPRE HASTA EL FINAL DEL SEXENIO”.

FRACASA EL GOBIERNO DE FERNANDO TORANZO. SE DESPLOMA SU RESPALDO SOCIAL: LOS POTOSINOS LO REPRUEBAN CON UN 5.9, DE ACUERDO CON LOS RESULTADOS DE UNA RECIENTE ENCUESTA DE LA EMPRESA CONSULTORA PENTAMÁRKETING. YA PUSO SU RETRATO EN “LA SALA DE LOS GOBERNADORES”. SUS ADULADORES SE ADELANTARON 5 AÑOS, YA QUE SE COLOCA DE ACUERDO AL PROTOCOLO, “SIEMPRE HASTA EL FINAL DEL SEXENIO”.

  • Su jefe de prensa escribe “una maravillosa novela” sobre el Primer Informe de Gobierno
  • No hay obras, ni inversiones. Toranzo pierde el tiempo en “venganzas políticas y en cacería de brujas”
  • La sociedad califica de “desilusionante” a su gobierno
  • “No estaba preparado para ser candidato ni para ganar, mucho menos para gobernar”

FERNANDO TORANZO.

FRACASA EL GOBIERNO DE FERNANDO TORANZO.

Escribe Juan Antonio González/Columna QUEBRADERO

SAN LUIS POTOSÍ. MÉXICO. JUEVES, 08 DE JULIO DEL AÑO 2010.- Recién se ha cumplido un año del triunfo electoral de Fernando Toranzo Fernández y si en esa noche del dos de julio de 2009, el doctor y los suyos no daban crédito a lo que había ocurrido, a un año de distancia el saldo del retorno del Partido Revolucionario Institucional, es desilusionante.

El primer año de la era torancista a partir del primer domingo de julio del año pasado, bien visto, puede representar un año perdido. Huele más a estancamiento que a avance. No había plataforma de arranque.

Es costumbre hablar del llamado bono democrático, ese con el que una autoridad llega al poder precedido de un resultado abrumador o convincente.

Cuando se obtiene el poder por la vía constitucional de las urnas, ese bono democrático se traduce en un volcamiento de la sociedad en apoyo a quien la mayoría eligió.

No ha sido así.

El bono democrático que carga como un tesoro preciado el gobernante, tiene el simbolismo de representar la unidad en torno a un proyecto político de gobierno.

Ese bono ha sido dilapidado.

Se puede recurrir a una miscelánea de frases trilladas para explicar el virtual desvanecimiento de ese bono democrático: es la curva de aprendizaje, recibimos un gobierno asfixiado financieramente, no hay liquidez, la administración anterior no nos dejo nada, la crisis económica mundial, las reducciones presupuestales, la administración se recibió en condiciones críticas y un largo etcétera.

Lo cierto es que no hay disculpa ni pretexto que valga.

De hecho, suena a vulgaridad de patio de vecindad esa especie justificada por el gobernador de que “al perro flaco siempre se le cargan las pulgas”.

Tal alegoría utilizada por el mandatario en el programa televisivo de Acción Ciudadana, explica el hecho cierto de que aquella noche del dos de julio, el doctor sabía que había ganado las elecciones pero no sabía cómo iba a gobernar.

Sigue sin saberlo.

Cerca de la media noche de ese dos de julio, había fiesta en la sede del PRI, todo era felicidad, era la embriaguez del triunfo. No era solo eso, debió ser algo más, algo así como el momento en que el atleta toma la pista y se prepara para arrancar la carrera de los cien metros planos.

A un año de su triunfo, el doctor sigue a la espera de escuchar el disparo que marca la salida y pasmado, aguarda el listos… arranquen.

No hay bono democrático que resista la ineficiencia, no lo puede haber cuando el poseedor de ese bono ha hecho de la indolencia una política de Estado.

A la demanda social traducida en votos por un nuevo y mejor gobierno, ha habido una pobre respuesta que no va más allá de un limitado horizonte de carácter judicial, en cuyo caso, el marcelista mayor no tiene expediente que le abran.

Obnubilada la vista del doctor desde aquella embriagadora noche, la de la borrachera electoral del dos de julio, no ha abierto los ojos para no ver que es el gobernador.

No estaba preparado para ser candidato ni para ganar, mucho menos para gobernar.

El martes de la semana pasada, cuando en la Casa de Gobernadores, Manuel Nava Calvillo le preguntó al gobernador acerca de las acciones de gobierno en materia de obra pública, el inquilino de esa casona donde vive el mandatario tuvo una respuesta verdadera, no busco engañar a nadie; dijo lo que todos los potosinos atestiguan con no poca decepción.

No hay obra por la lógica razón de que no ha habido proyectos ejecutivos y como éstos son costosos y se lleva un rato elaborarlos, de momento no hay obra.

Y si eso fuese poco para alentar la desazón y el pesimismo, completó con un ya para noviembre estarán listos para presentarlos a la Secretaría de Hacienda y luego a los diputados que autorizarán el presupuesto federal de 2011.

Tanta honestidad política puede enaltecer, pero no cabe en un gobernante que desde el primer día conoce de cuáles son las responsabilidades propias y las de quienes con él colaboran.

Hace un año que el doctor Toranzo ganó las elecciones. La imagen del entonces triunfador se ha tornado en la de un hombre que siente todo el peso del gobierno sobre la espalda.

Cada vez más repelente a la crítica, la del gobernador ya no es el de la imagen electorera de un médico de pueblo ocupado y preocupado por la salud de la gente. Flanders se ha mutado en una especie de señor Burns, un ambicioso del poder que tiene en las manos, pero no haya qué hacer con él.

Avasallado por los acontecimientos, el gobernador no ha encontrado punto de respiro para dar con claridad con aquello que le toca hacer. Gobernar no tiene nada que ver con abrir el maletín de la consulta.

El número de ejecutado al alza, los enfrentamientos y balaceras a la orden del día, las extorsiones, el crecimiento de las adicciones, la proliferación del narcomenudeo, la inmovilidad en las dependencias públicas, la ausencia de propuestas y una cauda de problemas lo tienen abrumado sin saber cómo empezar a hacer lo que en campaña dijo quien haría.

Diez meses de gobierno y un año después de ganar los comicios, Toranzo Fernández no ha dado el ancho y a cuenta gotas se han desplomado las expectativas de entonces.

De eso seguramente se ha dado cuenta el aparato gubernamental. No sería extraño que con estudios de opinión a la mano, se hayan dado cuenta de que la imagen del doctor y del gobierno está por los suelos. Habría que hacer algo, debieron pensar.

No es resultaría ser descabellado presumir que la embestida en contra de colaboradores de Marcelo de los Santos tenga origen en la necesidad de levantar los bonos del gobierno.

Sin obra pública, sin proyectos detonadores, sin acciones innovadoras desde la administración pública y con una descendente influencia en la opinión pública, no habría habido nada mejor que el ardid de vamos a hacer justicia contra los saqueadores.

Ya hasta las presuntas irregularidades de la anterior administración las boletinan desde la Coordinación de Comunicación Social. No es que se trate de reducir las fechorías de los antecesores sino más bien de dar el golpe mediático que la circunstancia obliga.

Como lo había advertido Juan Ramiro Robledo Ruiz en los albores de la administración, lo único que se ve del nuevo gobierno es que se han soltado los perros contra los marcelistas.

Bueno, ya los soltaron, ya hay indiciados en la cárcel y otros a los que se ha apuntado con dedo flamígero.

Eso también se acabará como bono justiciero-democrático ¿y luego qué seguirá?

Todos los caminos de tal estrategia llevarán al doctor hasta la Casa de la Moneda donde despacha el Contador, pero el caso es que ni los apologistas del doctor creen que se anime a actuar en contra del ex gobernador.

Paradójico, pero pareciera que De Los Santos sin tener el poder público, tiene más poder político que el gobernador, por eso, no se atreverá a tocarlo.

Revisar en el Informe Anual de Auditoría los gastos de Marcelo de los Santos en su último año de gobierno, son un monumento al dispendio público.

Eso solo no lo ve quien no quiere verlo, ¿verdad doctor?, porque como usted dice, no estaba en el escenario de la toma de decisiones. Era parte del otro gobierno, pero como si no lo fuera, entre la estulticia, sólo brillaba la blancura de su vestimenta de doctor.

Ya está colocado el retrato de Fernando Toranzo en LA SALA DE LOS GOBERNADORES.

Sus aduladores se ADELANTARON 5 AÑOS, YA QUE DE ACUERDO AL PROTOCOLO DE LOS ÚLTIMOS 80 AÑOS, SE PONE HASTA EL FINAL DEL SEXENIO.

LA EMPRESA CONSULTORA PENATMÁRKETING DARÁ UNA CONFERENCIA DE PRENSA EL LUNES PARA DAR A CONOCER UNA ENCUESTRA ENTRE POTOSINOS, QUE REPRUEBA CON UN 5.9, AL GOBIERNO DE FERNANDO TORANZO FERNANDEZ.

Su jefe de prensa, el bipolar y famosísimo “señor traga uñas”, además de perder el tiempo mentándole la madre a los periodistas, despidiendo personal de la oficina de comunicación social, protagonizando pleitos domésticos a bofetadas contra sus amigos negros; escribiendo boletines de prensa contra el ex gobernador Marcelo de los Santos Fraga; resulta que ahora anda recopilando información en todas las dependencias federales y estatales, que sea de preferencia extraordinaria y fabulosa, porque escribe una maravillosa novela, para el Primer Informe de gobierno.

Acerca de revistaelmundodesanluispotosi

Director de la Revista Digital "EL MUNDO DE SAN LUIS POTOSÍ". Escritor. Periodista.
Esta entrada fue publicada en Noticias.. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a FRACASA EL GOBIERNO DE FERNANDO TORANZO. SE DESPLOMA SU RESPALDO SOCIAL: LOS POTOSINOS LO REPRUEBAN CON UN 5.9, DE ACUERDO CON LOS RESULTADOS DE UNA RECIENTE ENCUESTA DE LA EMPRESA CONSULTORA PENTAMÁRKETING. YA PUSO SU RETRATO EN “LA SALA DE LOS GOBERNADORES”. SUS ADULADORES SE ADELANTARON 5 AÑOS, YA QUE SE COLOCA DE ACUERDO AL PROTOCOLO, “SIEMPRE HASTA EL FINAL DEL SEXENIO”.

  1. ESMERALDA GALLEGOS dijo:

    QUE PENA QUE EXISTAN COMENTARIOS TAN FALTOS DE OBJETIVIDAD Y CERTEZA, LA FORMA DE ASUMIR RESPONSABILIDADES A UN MANDATARIO ESTATAL DE LAS ACCIONES QUE CORRESPONDEN AL FEDERA: LA VIOLENCIA LA GENERO FELIPE CALDERON EN TODO EL TERRITORIO MEXICANO, EL DESMEPLEO ES UN FENOMENO NACIONAL, EL ALSA DE PRECIOS DE COMBUSTIBLES, SON ACCIONES QUE EN CONSECUENCIA HACEN TITUBEAR A LOS GOBIERNOS ESTATALES, NO ES SAN LUIS, ES MEXICO ENTERO QUE VIVE SUMIDO EN LA PEOR DE LAS MAS BASTARDAS GUERRAS Y CRISIS ECONOMICA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s