GRAVE, FLORENCIO SALAZAR MARTÍNEZ

NOTICIAS EN LA CABECERA 1832

GRAVE, FLORENCIO SALAZAR MARTÍNEZ

●   Ha sido diagnosticado con alzhéimer. Es una enfermedad mental progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro, y una disminución de la masa cerebral. Las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial, y el deterioro intelectual y personal.

●   El Lic. Florencio Salazar Martínez, fue electo gobernador del Estado para el período 1985-1991. El 25 de mayo del año 1987, por motivos personales, solicitó licencia para separarse de su cargo por un término de diez meses, contados a partir de esa fecha. El Congreso del Estado, con apoyo en lo dispuesto por la fracción XII del artículo 34 de la Constitución Local, concedió la licencia solicitada.

San Luis Potosí, México. Jueves 30 de junio del año 2016 │ El ex gobernador del estado, Florencio Salazar Martínez, fue internado de urgencia, en una clínica particular de esta ciudad capital.

Ha sido diagnosticado con alzhéimer. Es una enfermedad mental progresiva que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro, y una disminución de la masa cerebral. Las manifestaciones básicas son la pérdida de memoria, la desorientación temporal y espacial, y el deterioro intelectual y personal.

El Lic. Florencio Salazar Martínez, fue electo gobernador del Estado para el período 1985-1991. El 25 de mayo del año 1987, por motivos personales, solicitó licencia para separarse de su cargo por un término de diez meses, contados a partir de esa fecha. El Congreso del Estado, con apoyo en lo dispuesto por la fracción XII del artículo 34 de la Constitución Local, concedió la licencia solicitada.

Desde su llegada al poder, Florencio Salazar había cesado ya a una docena de colaboradores por supuestos o verdaderos actos de corrupción. Inflexible en su postura, fue víctima de los más rudos e injustificados ataques de los medios de comunicación, de los jonguitudistas, y de los intereses afectados por medidas de austeridad. El contraataque del gobernador era directo y abierto.

A los periodistas los tildó de “pandilleros de papel”, a un grupo de importantes empresarios los bautizó como “los malandrines” y, a los adversarios políticos los acusaba de corruptos.

Un concurrido mitin navista que se celebraba el primero de enero del año de 1986, en la plaza de armas contra la imposición del alcalde Guillermo Medina de los Santos, fue disuelto a garrotazos por elementos policíacos al mando de Julio Alfredo Ceballos, supuestamente pagado por jonguitudistas.

El grave incidente fue explotado sin misericordia por algunos medios y por la oposición, en contra del gobernante, quien a pesar de todo fue sostenido por “el centro” (aquí se hace referencia al control del poder que ejercía en ese tiempo el presidente del país y el PRI).

Florencio, divorciado del Congreso desde su arribo, se fue distanciando de otros sectores sociales y al cabo de un año y medio de distancia de su apoteósica llegada, estaba prácticamente solo y cometiendo errores políticos imperdonables, que fueron los que finalmente determinaron su caída a fines de mayo de 1987. La corrupción no derriba gobernadores en México y, a veces ni los abusos de autoridad. Su desobediencia a directrices del “centro” sí. Y Florencio ya ni siquiera tomaba las llamadas de la Secretaría de Gobernación.

El 25 de mayo de 1987, Florencio Salazar Martínez deja la gubernatura del Estado cuando solicita licencia por diez meses ante el Congreso del Estado de San Luis Potosí. En torno a esta situación, en el periódico El Sol de San Luis del 26 de mayo de 1987, se leía que la salida de Salazar Martínez se debió a distintos factores:

Su débil gobierno sufrió más de 40 renuncias; el pueblo nunca olvidó la paliza del 1º de enero (se refiere a un enfrentamiento entre policías y civiles, ocurrido en 1986); siempre se negó a dialogar con la iniciativa privada; y “Navistas” y “panistas” fueron una piedra en el zapato.

La serie de conflictos a que el gobernador del Estado, licenciado Florencio Salazar Martínez, hubo de enfrentarse después de iniciar su mandato constitucional el 26 de septiembre de 1985, se inició en las postrimerías de ese mismo año, a raíz de la protesta que el Partido Acción Nacional, dirigido por Guadalupe Rodríguez Carrera y el Frente Cívico Potosino, encabezado por el doctor Salvador Nava Martínez, inconformes por lo que llamaron “fraude electoral”, mediante el cual el licenciado Guillermo Medina de los Santos era declarado por el Consejo Estatal Electoral, primero; y por el Congreso del Estado, después, presidente electo del municipio de la capital (San Luis Potosí), para el ejercicio constitucional 1986-1988).

Las protestas, tanto del Partido Acción Nacional, como del Frente Cívico Potosino, se intensificaron cuando el Congreso del Estado; constituido en Colegio Electoral, dio por válidas las elecciones de agosto de 1985, declarando presidente municipal electo al licenciado Guillermo Medina de los Santos, desconociendo; en consecuencia, el triunfo electoral del candidato llamado “de oposición”, ingeniero Guillermo Pizzuto Zamanillo.

De esta situación, los simpatizantes de Pizzuto Zamanillo culparon al gobernador Florencio Salazar Martínez, al Consejo Estatal Electoral y al propio congreso del Estado por “no haberse respetado la voluntad del pueblo; el voto de los ciudadanos potosinos […]”.

Acerca de revistaelmundodesanluispotosi

Director de la Revista Digital "EL MUNDO DE SAN LUIS POTOSÍ". Escritor. Periodista.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s